Cuenta historias y engancha a tus alumnos o colaboradores.

¿Qué es una historia? 

Una respuesta compacta sería decir, que es una unidad narrativa que puede fijar el significado afectivo de los elementos que lo componen. Tiene un comienzo que establece un conflicto o expectativa, un desenlace que lo complica y un final que lo resuelve. La característica de las historias a diferencia de otros tipos de narrativa como: argumentos, noticias, mitos es que orientan nuestros sentimientos y emociones sobre su contenido. 

Las historias se han utilizado desde tiempos inmemoriales para registrar eventos importantes, celebrar las hazañas de héroes o heroínas, transmitir el espíritu y los hechos de un acontecimiento importante y señalar patrones de experiencia y comportamiento humano. Son una parte esencial de nuestra sociedad y cultura, ayudando tanto a alimentar el entretenimiento de una persona como al desarrollo y explicación de ideas difíciles de comprender.

En el ámbito educativo, constantemente surgen preguntas como: ¿qué hacer para innovar en la enseñanza?, o ¿de qué forma atraer al estudiante a concentrarse en la información y captar su interés? De ahí, surge el storytelling o “el arte de hacer historias” ya que, despierta emociones y hormonas en el cerebro, tales como: 

  • Dopamina:

Toda historia es productora de dopamina. Los oyentes se concentrarán más y tendrán una mayor motivación por escuchar o aprender.

  • Oxitocina:

Esta es la hormona más hermosa de todas porque te sientes humano. Las buenas historias crean empatía. Cuando tienes oxitocina en la sangre, te vuelves más generoso, confías más y genera un vínculo con el narrador.

  • Endorfinas:

Estas se liberan cuando la gente se ríe. Lo que genera más creatividad, relajación, enfoque y atención en la historia.

Por lo tanto, el storytelling es una herramienta creativa para el aprendizaje que ofrece a los espectadores una moraleja o reflexión en torno a un suceso. Se utiliza en grupos interculturales para producir una enseñanza, construir múltiples sensaciones emocionales y promover diversos puntos de vista. En el ámbito de la enseñanza y el aprendizaje, es una estrategia de influencia y persuasión que ha sido considerada como un medio de entretenimiento y como una de las herramientas educativas más eficaces. 

Algunos de los beneficios del storytelling en la enseñanza son:

  1. Facilita el recuerdo o acceso sencillo a la memorización.
  2. Vincula las emociones y la empatía.
  3. Propicia el aprendizaje reflexivo.
  4. Promueve el uso del pensamiento y manejo de entendimiento del diálogo.
  5. Impulsa el empleo de los recursos TIC y dispositivos multimedia.
  6. Eleva la creatividad y la imaginación de los estudiantes.

Los docentes tienen todo lo que necesitan para convertirse en verdaderos storytellers: relatos que contar, habilidad a la hora de contarlos y una audiencia a la que dirigirse. Kieran Egan, académico reputado y autor sobre el storytelling aplicado a la educación, sugiere:

“Pensar en la enseñanza como contar historias nos anima a pensar en el plan de estudios, como una colección de las grandes historias de nuestra cultura. Si empezamos a pensar en estos términos, en lugar de ver el plan de estudios como una gran masa de material para transmitir a los estudiantes, podemos empezar a pensar en los profesores con un rol venerable y honrado. Los maestros son los narradores de nuestra cultura cuentacuentos”

Kieran Egan (1989)

Ahora que conoces los increíbles efectos y beneficios del storytelling, puedes empezar a aplicarlo como herramienta de enseñanza para lograr los resultados deseados en los alumnos o colaboradores. 

 ¡Síguenos en nuestras redes sociales Facebook y Linkedin, para no perderte del contenido relacionado al mundo de e-learning!

Fuente: 

  • EduTrends (Tecnológico de Monterrey) 

  • Egan, K. (1989). Teaching as storytelling. An alternative approach to teaching and curriculum in the elementary school.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *